• Artroscopia de cadera

    Se trata de una intervención de cadera que se realiza a través de 2 ó 3 incisiones mínimas (menos de 1 cm) y que nos permite resolver ciertas patologías frecuentes con la ventaja de mínimos riesgos, poco dolor y una más rápida recuperación. Permite al paciente reanudar su actividad laboral y cotidiana pronto y mantener su actividad deportiva en niveles profesionales tras la recuperación, en un alto porcentaje.

    Por una de la incisiones introducimos una minicámara en la articulación, para lo cual previamente hemos traccionado algo de la misma para crear espacio que nos permita trabajar. A través de la otra trabajamos con instrumental específico para solucionar su patología.

    Esta técnica se usaba hace años para procesos sencillos como extracción de cuerpos libres, sinovitis inflamatorias, etc.

    En la actualidad y desde hace unos años se ha desarrollado de forma rápida y se han diseñado nuevos instrumentales y anclajes específicos porque nos hemos encontrado con una patología de cadera que afecta al adulto joven, que se presenta en un 15% de la población (aunque no en todos da sintomatología), y que tratada de forma precoz con esta técnica retrasa la aparición de una artrosis y por tanto evita la colocación de una prótesis de cadera. Se trata del choque femoroacetabular o impigement de cadera que más adelante describiremos. En estudios retrospectivos se ha podido comprobar que un 70% de pacientes ≤ 50 años a los que se le colocó una prótesis de cadera presentaban esta patología previamente. Antes no se diagnosticaba y por tanto no se trataba.

    ¿Qué patología se trata con la artroscopia de cadera?

    – Choque femoroacetabular (Impigement): tipo CAM y PINCER

    – Lesiones del labrum- Cadera en resorte- Patología del iliopsoas

    – Trocanteritis y bursitis trocantéreas

    – Sinovitis, extracción de cuerpos libres, etc

    f2

    CHOQUE FEMOROACETABULAR:

    Se trata de una alteración anatómica de la cadera cuya causa a veces se desconoce pero sí que encontramos en ocasiones relación con actividades deportivas o trabajos que ocasionan de forma repetida impactos o microtraumatismos de la cabeza del fémur contra el borde del acetábulo, que es la cavidad que la contiene (personas que mantienen posiciones agachadas repetidas, pilotos de moto, jugadores de rugby, saltadores, patadas de judo o kárate…). En otros pacientes no encontramos causa relacionada.
    Hay 2 tipos de deformidades:

    Tipo CAM: crecimiento de una giba de hueso sobre la transición cabeza-cuello del fémur. Antes pensábamos que era secundario a la artrosis.Hoy sabemos que esa giba impactado sobre el borde del acetábulo de forma repetida provoca lesión del labrum y del cartílago y por tanto inicia un proceso artrósico. Luego es una de las causas, no una consecuencia.

    Tipo PINCER: sobrecrecimiento del borde anterosuperior del acetábulo que choca contra el cuello del fémur en posiciones con la cadera en flexión y rotación interna.

    Lo habitual y más frecuente es encontrar una combinación de ambas en la misma cadera.

    f3

    LESIONES DEL LABRUM:

    El labrum es un anillo fibrocartilaginoso que rodea todo el borde del acetábulo. Contribuye a dar más cobertura a la articulación produciendo un efecto de vacio articular que asegura un ajuste perfecto de la cabeza de fémur dentro del acetábulo y ello favorece una buena contención de líquido intraarticular.

    Puede romperse por varias causas: traumáticas, degenerativas, por un choque femoroacetabular repetido, etc

    f4

     ¿Cuáles son los síntomas del choque femoroacetabular?

    Se inicia con dolor a nivel de zona anterior (inguinal), y lateral de la cadera, a veces irradiado a glúteos. Suele aparecer tras estar sentado un tiempo, al levantarse, después de sobrecarga deportiva. En otras ocasiones se acompaña de pérdida de movilidad de la cadera, como dificultad para ponerse las medias o los zapatos, etc.
    Son dolores alrededor de la cadera, que antes de conocer esta patología los pacientes eran tratados de tendinitis, síndrome piramidal y otras patologías periarticulares, incluso de lumbalgias irradiadas a región inguinal.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Además de una buena anamnesis y exploración del paciente, precisamos unas radiografías y Resonancia magnética (artroRM). En ocasiones un TC en 3D nos ayuda a determinar mejor la deformidad ósea.

    f5

     

    f6

    ¿Cómo será su artroscopia de cadera?

    Es un cirugía que dependiendo de la patología del paciente puede durar entre 1-2 horas. La anestesia puede ser epidural, intradural o general.

    En primer lugar introducimos la cámara por miniincisión en el compartimento central de la cadera con ayuda de un poco de tracción de la misma y por la otra miniincisión el instrumental específico ( solo llevará 2-3 puntos al finalizar). En este primer paso solucionamos posibles roturas de labrum con reinserción del mismo, lesiones del ligamento redondo y cartílago acetabular y la lesión tipo “Pincer” con resección del sobrecrecimiento óseo hasta restaurar la anatomía normal de la cadera.

    En segundo lugar soltamos la tracción de la cadera y nos dirigimos al compartimento periférico de la cadera (zona cabeza-cuello) donde procedemos a la resección de la giba. Se comprueba con visión directa realizando movimientos de flexoextensión y rotaciones que la articulación queda libre y sin pinzamiento.

    El dolor posoperatorio está controlado con infiltración local de la zona y bomba de perfusión continua de analgesia. Permanecerá ingresado una sola noche si no surgen complicaciones, que son muy infrecuentes con esta técnica.

    Al alta hospitalaria se va caminando con ayuda de dos bastones pero con apoyo. El tiempo de posoperatorio y rehabilitación posterior varía según el tipo de patología, pero permite una reincorporación rápida a la vida norma y laboral. Para iniciar actividad deportiva precisa 3 meses.

    Resección de giba (CAM)
    Reinserción rotura labrum (anclajes biodegradables)

    Esta patología hasta hace unos años se resolvía mediante cirugía abierta, por incisión en cara anterior de cadera y disección por planos hasta llegar a la articulación, que es una de las más profundas, De ahí las ventajas de la artroscopia de cadera que nos permita acceder al espacio articular con un mínimo daño de las estructuras que la rodean y eso se traduce en un posoperatorio rápido, poco molesto y con muy buenos resultados.

    Con el tratamiento precoz del choque femoroacetabular pretendemos reducir el número de prótesis de cadera o al menos retrasar el proceso artrósico para evitar su implante en el adulto joven. Por otro lado en los deportistas donde el choque femoroacetabular está provocado por dicha actividad, al solucionarlo les permitimos reincorporarse a su nivel deportivo previo en un altísimo porcentaje cuando lo diagnosticamos precozmente (hay series publicadas que indican que hasta en el 90% de los casos).

    ARTROSCOPIA DE CADERA EN PATOLOGÍA EXTRAARTICULAR:

    Se utiliza para el tratamiento de patología de estructuras que rodean a la articulación de la cadera, alguna de ellas más frecuentes aún que lo descrito anteriormente.

    f7

    TROCANTERITIS/BURSITIS TROCANTÉREA:

    Afecta a gran parte de la población. Más frecuente en mujeres de edad avanzada. Se trata de un proceso inflamatorio crónico de la bolsa serosa que se encuentra sobre el trocánter mayor y cuya función es la de permitir el deslizamiento de tendón del glúteo y del tensor de la fascia lata, cuando pasan por el trocánter mayor, para continuarse con el ligamento iliotibial. La bursitis se produce por fricción repetida del tensor de la fascia lata sobre la bolsa serosa en movimientos de flexoextensión de cadera. Alteraciones en la biomecánica de la extremidad inferior cadera, rodilla, pie) pueden producirla al modificar la marcha.

    El dolor se localiza en la zona lateral de la cadera y con frecuencia se irradia por cara latera del muslo. Duele al caminar, al levantarse desde la postura de sentado, al dormir de lado sobre esa cadera,etc

    En todos los casos iniciamos siempre tratamiento no quirúrgico: AINES, tratamiento rehabilitador, infiltraciones, estudio biomecánico de la marcha y plantillas si fuera la causa, etc. A pesar de todo lo anterior un gran número de pacientes continúan con los síntomas o recidivan muy rápido. En estos casos tenemos una solución quirúrgica que antes realizábamos mediante cirugía abierta y hoy lo solucionamos mediante artroscopia.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream