• ¿Sabías qué es… una fractura por estrés?

    ¿Sabías qué es… una fractura por estrés?

    Las fracturas de estrés son causadas por microtraumatismos de repetición que dan como resultado una fractura por fatiga en la capa externa (cortical) del hueso. La localización más frecuentemente es en la tibia, pero debemos sospechar su presencia ante cualquier punto de dolor en la extremidad inferior, relacionado con una actividad física de repetición como la carrera. Las desaxaciones anatómicas y el disbalance muscular, así como un entrenamiento mal planificado, son factores que contribuyen a su aparición.

    El diagnóstico de la fractura por estrés se sospecha por la clínica. Dependiendo de su localización puede ser necesario realizar un diagnóstico diferencial con la periostitis y con un síndrome compartimental dinámico. Desde el inicio del dolor, hasta la aparición de signos radiológicos, pueden pasar de 6 a 8 semanas. La gammagrafía ósea es útil para confirmar la sospecha cuando aún no existen signos radiológicos.

    El tratamiento inicial pasa por el reposo deportivo y, en ciertos casos, una inmovilización rígida. Posteriormente, cambios técnicos menores y una incorporación progresiva a la carrera permitirán la recuperación completa. En las fases iniciales de la recuperación, la realización de ejercicios en descarga, evita la atrofia muscular y la desmineralización ósea. La elongación, el fortalecimiento y el análisis de la forma de correr son obligatorios para evitar la recurrencia de estas fracturas.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream